Mi corazón, como una sierpe,
Se ha desprendido de su piel,
Y aquí la miro entre mis dedos
Llena de heridas y de miel.

Los pensamientos que anidaron
En tus arrugas, ¿dónde están?
¿Dónde las rosas que aromaron
A Jesuscristo y a Satán?

¡Pobre envoltura que ha oprimido
A mi fantástico lucero!
Gris pergamino dolorido
De lo que quise y ya no quiero.

Yo veo en ti fetos de ciencias,
Momias de versos y esqueletos
De mis antiguas inocencias
Y mis románticos secretos.

¿Te colgaré sobre los muros
De mi museo sentimental,
Junto a los gélidos y oscuros
Lirios durmientes de mi mal?

¿O te pondré sobre los pinos
– Libro doliente de mi amor –
Para que sepas de los trinos
Que da a la aurora el ruiseñor?

Para ser degustado com um bom vinho espanhol e ao som de, https://youtu.be/Yng0n_-_UV0, por exemplo.

(Federico García Lorca – poeta andaluz – 1898/1936 – assassinado durante a Guerra Civil Espanhola).

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *